• Home
  • /Deporte
  • /Ras Dashen, el techo de las Simien Mountains
Ras Dashen, el techo de las Simien Mountains

Ras Dashen, el techo de las Simien Mountains

Una ligera brisa reconforta los sentidos y la vista se pierde en el infinito. Sentados, inmóviles, en un silencio profundo para no perder la magia del instante, el horizonte se torna más bello que nunca en la cima del Ras Dashen.  El techo de las Simien Mountains y, por ende, de Ethiopia, se saborea como los buenos vinos: despacio, con pausa.

Ras Dashen_Simien_Endoethiopia_Trekking_1

Desde tan privilegiada atalaya se divisan cimas por encima de los 4 mil metros, aunque la reina, con sus 4.553 metros (una cifra que ha creado históricamente controversia), continúa siendo este monte de origen volcánico y que  recibe, en ocasiones contadas, una fina capa de nieve. Ni rastro de los malos espíritus que habitan por estos lares y que, según la tradición local, se esconden por entre los riscos. Lo que sí  hemos podido certificar es un trekking excelente, un desnivel considerable y una experiencia única con visita a poblados en la montaña y el encuentro con monos gelada y walias.

Ras Dashen_lobelya_Endoethiopia_Simien

La ascensión, con todos los alicientes descritos, se inicia días antes en el aeropuerto de Gondar, tras un plácido viaje en un vuelo de Ethiopian Airlines desde Addis. Por una carretera excelente alcanzamos Debark, punto neurálgico administrativo del Parque Nacional de las Simien Mountains y parada obligada de cualquier expedición. Formalizados todos los requisitos, comienza la aventura. Un viaje diferente, enigmático, saboreando un paisaje embaucador.

Chenek, a unos 3.620 metros de altitud, será el primer contacto directo con las Simien. Un austero refugio será nuestro cobijo, mientras añoramos una buena injera y, por qué no, un reconfortante tej. Atrás hemos dejado el Simien Lodge (el alojamiento más elegante de la zona y, dicen, que con sus 3.260 metros el más alto de África) y el primer grupo de Babuinos Gelada, una de las especies endémicas de la zona. Los vehículos nos transportan, al día siguiente, a un polvoriento lugar que lleva por nombre Turo Leva.Ras Dashen_gelada_Endoethiopia_Simien

Sin apenas encanto, el pueblecito constituye, no obstante, un buen punto de partida para iniciar la caminata definitiva. Desde allí, entre trochas y pistas más o menos amplias, alcanzaremos Ambico. Una aldea típica de montaña donde reponer fuerzas y admirar la energía de sus pobladores. Verlos correr, a más de tres mil metros de altura, es comprender los secretos genéticos de atletas como Gebrselassie o Bikila.Ras Dashen_Simien_Endoethiopia_Trekking_2

Getachew, nuestro atento guía, se percata del asombro generalizado de los faranjis y reconoce, señalando más allá de las cumbres, que, en línea recta, puede alcanzarse la fascinante ciudad de Axum. «Sí, claro, mañana…», pensamos anodados con el típico mal de altura castigándonos la sien.

Sin tiempo para más, proseguimos la marcha hasta una zona de acampada avanzada a 3.800 metros de altidud. Las lobelias, esa flor que supura belleza y solidez a partes iguales, serán nuestras guardianas. Las estrellas, el manto que nos arrope en otra noche de ensueño.Ras Dashen_niños_endoethiopia_simien

El Ras Dashen, ahora sí, parece quedar al alcance de la yema de los dedos. Un puñado de horas más y el monte que, oficialmente, fue escalado por primera vez en 1841 por los oficiales franceses Ferret y Galinier, estará bajo nuestros pies.

El tramo final, con algunos pasos de asequible escalada, constituirá el último de los obstáculos. Tras las fotos de rigor y mientras paladeamos el triunfo deportivo, un grupo de chiquillos corretea por la cima como si de un parque infantil se tratase. Los niños, semidescalzos, demuestran que el Ras Dashen, la montaña del Diablo, puede ser un gran reto occidental y un mero entretenimiento más para ellos. No importa, ya nadie nos puede robar la magia.

Texto y fotos: RAFA MARTÍN

 

 

2 thoughts on “Ras Dashen, el techo de las Simien Mountains


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies