Olimpicos de altura

Olimpicos de altura

Olímpicos de altura

Los Juegos Olímpicos de Londres han echado el cierre. El escaparate del deporte universal se ha despedido con infinidad de imágenes y, por lo que se refiere a Ethiopia, con un buen puñado de medallas. ¿Dónde? En media y larga distancia de atletismo, por supuesto.

Cuando por Addis todavía resuenan los aplausos por estos valientes y, en especial, por Tiki Gelana, la menuda ganadora del maratón femenino, desde Endoethiopia rememoramos una curiosa viviencia, apenas a mes y medio del inicio del encendido del pebetero.

Carles y Toni, dos de las ‘alma mater’ de Endoethiopia, en un viaje de prospección por el país, desayunaban con la mirada ausente en la entrañable terraza del Ras Hotel de Addis (un establecimiento que bien merece en el futuro un post), cuando, cosas de la vida, un imponente y sonriente holandés se presentó. ¨Hola, chicos¨, dijo sentándose en una silla contigua. Tras intercambiar cuatro frases, el holandés errante (llamémosle así por su facilidad por moverse por el mundo) invitó a nuestro dúo a ver una sesión de entrenamientos del equipo olímpico en el magnético Stadium. Sin disimulo y, cuando apenas había concluido la frase, Carles y Toni no dudaron un instante y, como no podía ser de otra manera, se les escapó aquello de ….¨¿podemos hacer fotossss?¨. ¨Je, je,je. Claro¨, respondía socarrón su interlocutor. Pues no se hable más. La terraza del Ras Hotel nos había ofrecido una nueva oportunidad para conocer las entrañas de Ethiopia.

Armados con los equipos fotográficos y, una infantil ilusión, el Stadium era la siguiente parada.  Allí, en un austera instalación deportiva, un grupo de coreógrafos se marcaban un baile. Un momento…¡estaban calentando! Increíble. Tras las pertinentes presentaciones con el amigo holandés, Carles y Toni se lanzaron a fotografiar a los que serían futuros olímpicos y a imbuirse de lo que significa el atletismo para Ethiopia. Con unas condiciones genéticas excepcionales y una altura que en Addis Abeba supera los 2.300 metros, no extraña la capacidad de estos titanes para imponerse en buena parte de las pruebas de media y larga distancia (con permiso de los keniatas).

Buena parte de la jornada transcurrió a pocos centímetros del tartán, disfrutando de la evolución de los entrenamientos, con series de todo tipo. El holandés, percatado de la fascinación de estos dos humildes viajeros, invitó a que probaran su capacidad anaeróbica con alguno de estos titanes. Se miraron de soslayo y decidieron hacer caso omiso a la sugerencia. Eso sí, en su próximo viaje a Ethiopia no faltará la camiseta transpirable y las zapatillas de running. Ellos también quieren aspirar a ser olímpicos de altura.

5 thoughts on “Olimpicos de altura


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies